Brace Height/ Fistmelle

Distancia mínima perpendicular entre la cuerda del arco y el punto de presión o garganta de la empuñadura que es crítico en dos aspectos:

la velocidad de la flecha y qué tan perdonador será el arco.

Con fistmelle (brace height), se entiende la distancia existente entre la parte más adentrada de la empuñadura del arco y la cuerda, a esta distancia también la conocemos, como distancia de encordado. Esta distancia, en la mayoría de los arcos, los fabricantes recomiendan un parámetro de medidas ente las que entiende que a su producto le va a conseguir sacar el máximo rendimiento. En términos generales, un Brace Height más corto ayuda al arco a generar más velocidad, ya que la cuerda acompañará a la flecha por un tramo más largo y le dará un plus de impulso. Digamos que vamos a tomar dos arcos (compuestos) de 70 libras con una apertura de 29 pulgadas: uno de ellos tiene un Brace Height de 6 pulgadas y el otro tiene 7. Si disparamos la misma flecha con ambos arcos, el arco con el Brace Height de 6″ debería disparar la flecha más rápido que el otro.

Por ejemplo la distancia de encordado se requiere según fabricante entre las 7 ½ (19,05 cm) y las 8 ½ pulgadas (21,59 cm). Para realizar esta medición colocaremos el lado corto de la “T” de la regla, en la parte más adentrada de la empuñadura del arco e, intentando mantener un ángulo de 90º, llevar el extremo largo de la regla hasta tocar la cuerda y observar la medición en su punto de contacto. Simple pero de una gran importancia en cualquier ajuste del arco.

La medida del Fistmelle depende de la longitud de la cuerda. Una cuerda demasiado corta provoca una separación excesiva entre cuerda y arco (fismelle largo) y una cuerda excesivamente larga acorta el fismelle, acercando la cuerda al arco más de lo debido.
Ambas posibilidades producen disparos defectuosos ya que en el fistmelle largo la flecha se desprende de la cuerda prematuramente al tener ésta un recorrido más corto que el previsto por el fabricante. A la inversa, un fistmelle corto hace que la flecha se desprenda de la cuerda más tarde de lo debido al hacer ésta un recorrido mayor del necesario, saliendo la flecha despedida en un punto en el que el culatín está demasiado cercano al cuerpo del arco.

En los arcos recurvados aparece en la cara interna de la punta de ambas palas una acanaladura que suele servir como referencia para conocer el fismelle aconsejado para ese arco. Para ello la cuerda debe reposar sobre esa acanaladura ocultándola en su totalidad, perdiendo el contacto con la pala en el punto donde la acanaladura termina. De todas maneras y aunque resulta bastante aceptable no deja de ser orientativo.

Los arqueros medievales tenían un método para determinar el fistmelle correcto de sus longbows (arcos largos). La lógica de este sistema radica en que un arco largo deberá usarse con un fistmelle mayor que un arco corto. Un arco largo será usado por un arquero de mayor envergadura física por lo tanto, con manos más grandes (al menos, así debería ser) por lo tanto cubrirá mejor la medida de fistmelle necesaria para su arco. Lo mismo para un arquero bajito (manos mas pequeñas, arcos más cortos, fistmelles más cortos).

Los arcos compuestos para target, por ejemplo, rara vez tienen un Brace Height inferior a 7 pulgadas. Son comunes los de 8″ y 9″.
Por el contrario, los arcos hechos para caza y 3D, donde la flecha es más importante aún, suelen tener un Brace Height entre 5 y 7 pulgadas.
Los arcos para target o tiro de precisión son más lentos, pero más perdonadores.
Los arcos para caza y 3D son más rápidos, pero maximizarán los errores del arquero.

Efectos de un fismelle erróneo:

Equivocarse en el fismelle provoca efectos nocivos en el tiro, ya que el rendimiento óptimo del arco desaparece, fallando velocidad inicial, aceleración y spine , que es como ya sabemos, la mayor o menor flexibilidad del vástago de la flecha.

El nivel de “perdón” del arco se relaciona con la precisión. Un arco más perdonador va a minimizar los errores del arquero.
Los arcos con un Brace Height más corto tienden a ser menos perdonadores que aquellos con un Brace Height más largo, porque la cuerda estará en contacto con la flecha por más tiempo. El arquero entonces, debe mantener una forma perfecta estando estirado por más tiempo hasta que la flecha esté completamente en el aire.

Aquí podemos observar un fenómeno curioso. En principio, puede parecer que un fismelle corto, al estar mas tiempo la cuerda empujando la flecha obligaría a esta a flexar más, pero es justamente lo contrario y viceversa. Todo ello va en función del empuje inicial y no tanto en el tiempo durante el cual cuerda y flecha avanzan juntos. La explicación es más sencilla de lo que parece. Si la cuerda es corta, estando el arco en reposo las palas ya almacenan más energía de la prevista al estar algo dobladas y al soltar la flecha ésta recibe un empuje inicial excesivo, experimentando una velocidad inicial muy alta de salida, lo cual obliga al vástago a flexar demasiado debido a la inercia que se opone a su puesta en movimiento, que aumenta al aumentar también el empuje inicial. A pesar de ello, la flecha pierde velocidad muy rápido. También observamos que la flecha sale del arco más limpiamente debido a que la cuerda avanza con menos oscilaciones.

Por otro lado, si el fismelle es corto a causa de una cuerda larga, las palas rebasan en su avance el punto idóneo sobre el que desarrollan su empuje y ese excesivo avance impide que la fuerza necesaria para el vuelo de la flecha sea desarrollada, confiriendo una mayor rigidez a la flecha. Esta exagerada aproximación de la cuerda al arco magnifica los posibles errores de la suelta.

Para complementar un poco más esta información, en los arcos recurvos hay que prestar atención siempre para que el Brace Height no sea demasiado largo ni demasiado corto, porque esto significa la vida útil de las palas y en ocasiones de los limb pockets (encastres de las palas) en el riser.
Si el Brace Height es demasiado largo, las palas tenderán a estar demasiado tensadas y es casi como si permaneciera abierto, forzándolas innecesariamente. Sin embargo esto es menos dañino que un Brace Height demasiado corto, siempre y cuando desarmemos el arco inmediatamente después de la jornada de tiro.
Cuando la distancia entre la cuerda y la garganta del grip es demasiado corta, se entiende por lo general que la cuerda es más larga de lo debido o que no tiene suficientes vueltas. Es decir, que la cuerda no está cumpliendo sus funciones. Entre ellas: al haber disparado, la cuerda no frenará las palas a tiempo cuando estas vuelvan a su posición inicial (tenderán a seguir de largo), y puede dañarse la base de las mismas al chocar demás dentro del limb pocket.

Consejo: Llevar siempre una escuadra o regla-T para verificar que no hayan cambios significativos en el Brace Height del arco (para que nos se pierdan vueltas de la cuerda u otras vueltas sean demasiadas) En resumen, es importante para que no se afecte la velocidad, precisión, y no se dañe nada

Categorías